Como sucedió en otras localidades cordobesas, Serrezuela también le dijo basta a la Violencia de Género. Allí junto a las autoridades Municipalidad y la Fundación “Miradas de Mujer”, pintaron el “Banco Rojo” en reconocimiento a las víctimas de femicidio.

Carrizo felicitó a los organizadores por la iniciativa y pidió nuevamente por el derecho a una vida sin violencia y que se respete la integridad física y psicológica de la mujer construyendo una Argentina con igualdad.