“Durante el año 2001 se le dio a libre disponibilidad a las provincias, por la gran crisis que hubo, de utilizar estos fondos para viviendas, los cuales fueron fueron destinados para cubrir gastos corrientes, hasta para pagar sueldos. En los últimos años, por ejemplo, Formosa y Buenos Aires, fueron las provincias que mas utilizaron y desviaron estos fondos para no paliar el déficit habitacional que hoy y de acuerdo al último censo que tenemos, estas son las provincias con más necesidades en este sentido”.

“De acuerdo a la información que nos han suministrado de los organismos oficiales, desde el año 2014, de 7000 millones recaudados por el Fonavi, mas de 500 millones fueron desviados al pago de gastos corrientes en las provincias y esto es lo que queremos corregir y que no suceda nunca más, lo que pretendemos con esta iniciativa que he presentado es que los fondos recaudados para viviendas sean exclusivamente para eso y que sean utilizados en aquellos sectores que más lo necesitan y de esta manera no solo vamos a cubrir el deficit habitacional sino que ademas vamos a generar trabajo, empleo y movilizar la rueda productiva de nuestro país”.

De esta manera explicó la Diputada Nacional Soledad Carrizo lo ocurrido en la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara Baja donde junto al Subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación, Iván Kerr, defendieron su iniciativa que busca garantizar la intangibilidad de los fines y el destino de los recursos del Fonavi. La libre disponibilidad de esos fondos son frecuentes como así también las denuncias de que la plata llega a las provincias para el Fonavi, no se usa para construir viviendas, eso es lo que intenta corregir dicho proyecto que lleva el acompañamiento del Bloque de Cambiemos.

En este sentido, la legisladora cordobesa aseguró que el proyecto, “busca garantizar la intangibilidad de los fines y el destino de los recursos del Fonavi. En el año 2000, primero, hubo un ‘Compromiso Federal’ luego ratificado por ley que permitió el desvío de fondos autorizando a las provincias a usar hasta un 50% que no fuera para fines específicos y en el 2002 se acordó la libre disponibilidad. Allí comenzó a haber un desequilibrio y a no cumplirse con el objetivo de atacar el déficit habitacional“.

“La libre disponibilidad de esos fondos son frecuentes como así también las denuncias de que la plata llega a las provincias para el Fonavi, no se usa para construir viviendas”, amplió. “Quienes suscribimos este proyecto confiamos en la necesidad de encarar un proceso de revisión sobre la coherencia y consistencia de nuestro sistema normativo nacional en esta materia, procurando desde el órgano legislativo, el acompañamiento a las políticas nacionales que persiguen el bienestar de la población”.

En definitiva, lo que persigue el proyecto es restituir la plena vigencia de las leyes 21.581 y 24.464 y corregir la disfuncionalidad provocada por la libre disponibilidad de los recursos que conforman el FONAVI, restableciendo la coherencia normativa y procurando un cabal cumplimiento de la política habitacional dirigida a los sectores más vulnerables del país.

Es por ello que se pretende, “disponer la intangibilidad y con ello la protección de los recursos que conforman el Fondo nacional de la vivienda; excepcionando del carácter de libre disponibilidad dispuesto por ley 25.570 al régimen del FONAVI y facilitar el proceso de trasferencia automática de dichos recursos disponiendo la obligatoriedad de crear una cuenta especial a titularidad de cada órgano ejecutor provincial y una mayor transparencia en la información referida al cumplimiento de cada provincia de los fines de esta ley”, concluyó la Diputada Nacional.