Tras conocerce la determinación del gobierno nacional de intervenir por 60 días la cerealera Vicentin con la idea de expropiar la empresa, la diputada nacional Soledad Carrizo expresó que la decisión, “atropella derechos y muestra ante el mundo un país que promueve la inseguridad jurídica, la imprevisión y la ausencia de un modelo de crecimiento sostenido en el tiempo”.

“El estado de derecho no es una barrera que esquivar, la republica un obstáculo que impide gobernar, la democracia una ficción, ni un “estado acreedor” justificación para expropiar”, agregó.

“Repudiamos enérgicamente el atropello a los poderes del estado, a la propiedad privada, y a la verdadera soberanía: la de un estado que se construye a través de la unidad, la cooperación y la seguridad jurídica. Rechazamos un personalismo presidencial creciente, que debilita a los poderes del estado, que hace de los decretos de necesidad y urgencia una práctica constante de gobierno y que maquilla bajo las ideas de emergencia y soberanía alimentaria, la violación de la constitución argentina”, concluyó la legisladora cordobesa.