“Desde que comencé a caminar en política, supe y entendí que las democracias se consolidad con diálogo, con sincera autocrítica, la que implique reconocimiento de virtudes y errores. Este es el espíritu y la convicción que ha orientado mi vida y después de escuchar el discurso del gobernador, tengo la triste sensación de que no todos se manejan con los mismos criterios. Los que gobiernan por años esta provincia nos cuentan una historia vacía, pobre y con nada de autocrítica”.

En éstos términos la Diputada Nacional por Córdoba, Soledad Carrizo, comenzó describiendo sus sensaciones tras el discurso del gobernador Schiaretti, con el que dejó oficialmente inaugurado el 142 período legislativo de la Legislatura de Córdoba.

“Me hubiera gustado escuchar del gobernador que postura asumirá la provincia en este contexto marcado por la crisis económica y financiera del país, con una deuda gigante, con una relación casi inexistente con el poder central, con una caja de jubilaciones al borde de la quiebra, con obras paralizadas producto de la crisis, cual será el futuro de EPEC en una Córdoba donde pagamos la luz más cara del país y por si esto fuera poco, a la pésima condición de los edificios de salud en la provincia, la solución propuesta por el gobernador es digitalizar, será que con eso pensarán solucionar los problemas de las inundaciones cada vez que llueve, la mala atención y la escasez de insumos para atender a la gente”.

“Es decir, si no van a contar solo los partidos ganados, pareciera que vivimos en una provincia aislada de la Argentina, porque fijense que todos los años nos anuncian acciones en materia de seguridad y la realidad indica que Córdoba es una provincia donde según OECSC, los homicidios dolosos han tenido un crecimiento con respecto al año anterior y ahora piensan combatirlos con alarmas comunitarias”.

Finalmente, la legisladora cordobesa hizo alusión a un tema que es sumamente importante para la provincia, la suspensión de Ley para la economía del conocimiento, ya que en Córdoba hay más de 500 empresas dedicadas al desarrollo de tecnologías informáticas, semilleros e incubadoras de proyectos que hoy proyectan su desarrollo a través de los beneficios de esta ley ven con enorme preocupación esta decisión del gobierno nacional.

“El gobernador  abre el período legislativo prometiendo una ley de inversión para la economía del conocimiento, sin embargo no lo hemos escuchado aún hacer alguna referencia o declaración respecto a la suspensión nacional de la misma”, finalizó Carrizo.