En sesión de la Cámara de Diputados, convirtieron en Ley el proyecto de paridad de género. La nueva norma amplía al 50% la representación de la mujer en los cargos nacionales electivos y partidarios, teniendo que figurar de manera intercalada un candidato de cada sexo.

Además, establece modificaciones al Código Nacional Electoral en vistas a asegurar la representación igualitaria de varones y mujeres en la elección de senadores nacionales, diputados nacionales y parlamentarios del Mercosur.