A través de los distintos medios de comunicación del país se informó acerca de la medida dispuesta por el gobierno nacional de dejar sin efecto la reglamentación de la ley de economía del conocimiento, norma que incluye el registro especial y la aprobación de solicitudes, lo que ha generado gran preocupación a las empresas del sector tecnológico.

En este sentido, la diputada nacional por Córdoba, Soledad Carrizo, expresó su preocupación por esta medida ya que según consideró, “esto debilita una gran oportunidad para el desarrollo local, dando la espalda a todas las provincias que ya han adherido a los beneficios de esta ley. En Córdoba donde hay más de 500 empresas dedicadas al desarrollo de tecnologías informáticas, semilleros e incubadoras de proyectos que hoy proyectan su desarrollo a través de los beneficios de esta ley ven con enorme preocupación esta decisión”.

“Comenzamos nuevamente a caminar de espaldas al mundo”, expresó la legisladora cordobesa, “ya que la aplicación de una ley modelo para la región queda hoy a discreción de un ejecutivo que desatiende al sector que solo durante el 2018 generó exportaciones por USD  6.300”.

“El tercer sector exportador de la Argentina con el 8% de las ventas externas, con capacidad para generar 400.000 empleos en los próximos diez años queda envuelto en inseguridad jurídica, suspensión de beneficios, retraso de decisiones de inversión y preso de una confusa señal hacia el mundo. Tengamos en cuenta que, 36 clúster tecnológicos, más de 10.000 empresas y 215.000 empleos vinculados al sector quedan hoy en suspenso frente a una decisión del ejecutivo nacional que desatiende la función estratégica de esta norma para el desarrollo de valor agregado de nuestro país”, concluyó la diputada nacional.